mayo 31, 2011

Le llamé, no podía estar ni un minuto más sin oír su voz. Por suerte, se puso él y no la novia como temía. Puse número oculto, no sabía quien era y preguntó:
-¿Quién?
Su voz, por fin, después de tanto tiempo, un simple "¿Quién?" me era suficiente, pero quería seguir oyéndole.
- Le llamamos de Telefónica.-Lo primero que se me paso por la cabeza, continué con la broma. Se quedo un poco pensativo, por un momento pensé que ya sabía que era yo, y creo que no dudaba, pero opto por seguirme la broma.
-Sí, dígame.
-¿Tiene usted teléfono fijo en casa?-Le dije para continuar.
-Sí, bueno.. en realidad son mis padres los que tienen, si quiere le doy el número y le llaman a ellos.
-Bueno es igual... Gracias por su atención, buenas tardes.
-De nada, mujer, hasta otra, polola.
¿POLOLA? Era así como me llamaba, no había ninguna duda, sabía de sobra que era yo, y estaba claro que ella estaba a su lado y no podía decir nada...

You Might Also Like

0 comentarios