Momentos...

noviembre 28, 2011

Me apetece esa olor a vainilla. Voy a encender la vela de mi abuela. 


Después de un día algo movidito... Ojalá que de vez en cuando sea así. Levantarme, vestirme, hacer algo por casa y salir por ahí, volver a las 4 y pico poner la tele y reírme un rato. 
No me ha dado tiempo a pensar en nadie, a pensar en cosas que no debería. Y me alegro.
 Me he reído como una enana. Mis abuelos maternos. Esas dos personas tan importantes en mi vida. ¿Qué haría sin ellos
Sus peleas cariñosas llenas de amor, llenas de alegrías y al mismo tiempo cansadas de toda una vida... Me encanta presenciar una, me río a carcajada como a una niña pequeña sin importarle nada.

- ¿Para qué me echas todas las migas?
- Para tener mi lado limpio y que te digan guarra a ti. Que te digan, oye la tía está que se cree curiosa y es más guarra...
 

Y se lo dice con una medía sonrisa dibujada en la cara, que me encanta. Para picarla. Que están cansados de aguantarse pero que al mismo tiempo se quieren y se aman
Y yo solo puedo decir que me encantan. Que me encanta vivir esos preciosos momentos con ellos. Reírme y contagiarlos a ellos también. Al final siempre acabamos todos riendo. 
Y ¿qué mejor que eso? Hay que disfrutar de esos momentos, porque no siempre están. Hay que disfrutar de ellos, porque un día se irán. 
Me encanta estar con ellos, porque hacen que me olvide de todo y me contagian todo ese amor que tienen...

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Cuando mis abuelos maternos vivían, eran todo un show. Siempre discutiendo por cualquier cosa, pero discusiones sanas. La última que recuerdo fue por un vaso de zumo. Mi abuelo se quejaba de que el de mi abuela tenía más :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes? Poca gente llega a quererse tanto a esa edad, me alegro que tu abuelo y tu abuela tengan un amor tan grande !!
    Respecto a lo del principio esta muy bien que no pienses en esas cosas que te hacen daño por eso te abras dado cuenta que la clave esta en buscar cosas que te distraigan. Recuerda que quien mucho se ausenta, con el tiempo deja de importar.

    Un besito guapi :)

    ResponderEliminar
  3. Aunque parezca increíble, no es de mi historia. Es un hecho real que me sucedió en Mayo de 2010 y que nunca olvidaré, sobre todo porque acarreó año y medio de sincera relación, pese a la distancia.
    Un beso.

    ResponderEliminar