No te rindas.

octubre 12, 2011

Eso es amor. Querer tanto a la otra persona como para confiar en ella y contarle lo inconfesable. Pedir perdón aunque tú no tengas la culpa, tan solo para estar bien, para que no haya mal royo.  Aprender a decir te quiero a la persona de sexo opuesto y que no sea tu padre, decir te quiero sintiéndolo de verdad. Aprender a sentir ese sentimiento tan precioso y que mucha gente busca y no siempre lo encuentra.
El problema es cuando todo eso se rompe. Cuando sientes que tu vida ya no tiene sentido. Cuando te da igual ocho que ochenta, y estás deseando que todo acabe ya, porque para ti en ese momento, nada es igual. 
En lo que no pensamos, es que vendrán muchos más que te harán sentir incluso mejor. Que vendrá el hombre de tu vida con un ramo de rosas rojas y una caja de bombones para compartirlos con él. Y que olvidarás a ese cabrón que un día te lo hizo pasar mal. Por esos motivos merece la pena seguir adelante y buscar al amor de tu vida. Y no valen escusas, porque el hombre al cual esperas está ahí fuera, puede incluso que lo tengas delante y no te hayas dado cuenta. No te rindas y sigue buscando. ¡Mucha suerte!

You Might Also Like

0 comentarios