Recuerdos repentinos.

diciembre 26, 2011

Cuando era pequeña no comía nada, dicen que se me juntaba una toma con la otra. Osea que me pasaba la vida intentando comer pero no lo hacía. Mi querida abuela inventaba lo que no existía para intentar que comiera, aunque fuera un poco. Me sentaba encima del banco de la cocina y me entretenía con una caja de cerrillas. Me acuerdo perfectamente. Me cantaba canciones que inventaba y con esa cajita me entretenía. Me encantaba como olía las cerillas. Me encantaba cuando me la daba ella, porque con ella todo es especial


You Might Also Like

1 comentarios

  1. Holaaa. Chulisimo tu blogg. Todo un placer meterme aqui. Un besoteee

    ResponderEliminar