Algo más.

enero 09, 2012

Me siento aquí, junto a mi colcha marrón de pelo, con mi dulce aroma a vainilla, y mi nueva adquisición. El libro especial de Moccia. Espero a que alguien me hable, él. Aquella persona que se preocupó por mí, hace algunos días. Vale. Tal vez esté necesitada. Necesitada de mucho cariño, y a la mínima...
Está bien. Callo. 


Se ha esfumado la navidad. Ya no quedan días dulces, días de luces de colores por las calles, en las casas... Ya todo vuelve a ser como lo era antes, sin color, en blanco y negro. Los días dulces los puedes añadir siempre que quieras, pero te faltará la combinación perfecta. La navidad. 
Los regalos de mi abuela, los días allí con ellos, las personas especiales... 
Pues a mí me gusta la navidad, a pesar de ser una fecha que los adultos recuerdan a esas personas que ya no están con nosotros... 
El cambio de año ya me gusta menos, y no sé porque. Ahí es cuando yo me emociono. Cuando mis sentimientos afloran. Todos los años igual y sigo sin entender porque. 



Según el horóscopo, mi 2012 va a ser feliz, voy a estar rodeada de los míos y me apetecerá más estar recogidita, aunque los demás no lo entiendan, pero con entenderlo yo me sobra. Y me gusta. Ha sido todo un gusto leerlo. Una que se hace mayor... Já, já, já. 
Y esta felicidad, ese estado de animo se lo debo una vez más a la Milán. Gracias por hacer que vea la vida de otra forma distinta, de otro punto diferente. Gracias por esa felicidad.

You Might Also Like

0 comentarios